El deporte como herramienta para hacer un mundo más justo

En el Oxfam Intermón Trailwalker llevamos muchos años apostando y creyendo en deporte como herramienta para la paz y el cambio. Cada año, miles de personas trabajan en equipo para recaudar donativos y recorrer 100 kilómetros por una bonita causa: llevar agua potable a comunidades en situación de emergencia donde su acceso no está garantizado.

Cada Trailwalker supone esfuerzo, trabajo en equipo, superación, un reto personal y sobre todo un ejercicio de solidaridad enorme. Creemos que a través del deporte se pueden cambiar vidas, por eso recorremos esos 100 Km solidarios. Por esas mujeres que todos los días deben realizar el esfuerzo de caminar durante 5 o 6 horas para ir a buscar agua, cargar con ella en bidones y regresar a sus casas por el mismo camino.

Por todos los niños y niñas que deben dejar atrás su casa, amigos o parte de su familia, para recorrer cientos de kilómetros sin saber cuál será el destino final, con tal de huir del conflicto armado que hay en su país.

La ONU reconoce el acceso al agua como un derecho fundamental. Pero lo cierto es que más de 470 millones de personas no tienen acceso al agua potable. Un problema que provoca falta de higiene, lo cual se traduce en problemas de salud, además de afectar al desarrollo de estas comunidades donde no es posible cultivar; y esto se traduce en graves hambrunas.

Caminamos para que otros no tengan que hacerlo, el agua que cambia vidas

Deporte  por el acceso al agua

En el Trailwalker estamos convencidos que millones de personas podrían salir de la pobreza si no tuvieran que recorrer muchos kilómetros para poder acceder a un agua al que deberían tener derecho, o para vivir de forma libre sin ser perseguidos, y es por ello por lo que nace el Trailwalker: Caminar para que ellos no tengan que hacerlo.

Un reto físico que puede echar atrás, pero que con el entrenamiento y la motivación necesaria es más que alcanzable. Y quizás esa motivación pueda ser que con todos los donativos que los participantes del Trailwalker recaudan de sus amigos, familiares, compañeros de trabajo, empresas…  están ayudando a garantizar el acceso al agua potable a estas familias, dándoles la oportunidad de sobrevivir y mejorar su vida.

Creemos en el deporte como herramienta para el cambio

Con el Trailwalker, caminamos para que ellos no tengan que hacerlo, ya que así, dispondrán de ese tiempo para cultivar más alimentos y tendrán la oportunidad de generar más ingresos con los que empezar a salir de la pobreza.

De la misma forma, los conflictos armados como el de Siria, Chad o Sudán del Sur obligan a millones de personas refugiadas a abandonar sus casas, recorrer muchos kilómetros y peligros hasta llegar a los campos de refugiados y desplazados, donde necesitan agua y saneamiento para sobrevivir y prevenir enfermedades. Gracias a los kilómetros recorridos por los participantes del Trailwalker, Oxfam ayudó el año pasado a más de 5 millones de personas en zonas en conflicto, proporcionando agua potable y ayuda a miles de personas que lo han perdido todo.

Deporte herramienta para el cambio

Lo que empezó siendo un ejercicio de entrenamiento militar en Hong Kong, pasó a convertirse en 1981 en un evento de Oxfam para recaudar donativos y potenciar valores como la solidaridad, el trabajo en equipo, el esfuerzo o el compañerismo por un objetivo común: conseguir que millones de personas tengan acceso a agua potable. Hoy  el #OITW es uno de los principales desafíos deportivos del mundo, con 16 eventos en 11 países como Hong Kong, Gran Bretaña, Japón, Nueva Zelanda, Australia, Bélgica, Irlanda, Francia, Alemania, India y España.

Millones de personas de todo el mundo participan cada año en el Trailwalker. Si sumamos todos los kilómetros recorridos, los participantes del Trailwalker han dado ¡más de cien veces la vuelta al mundo! ¿Qué mejor forma de ayudar a los que más lo necesitan que mediante nuestro esfuerzo y trabajo en equipo? El reto no es fácil, pero nunca sabrás que es posible hasta que lo intentes.

Deporte agua

Deja un comentario


*