Caminamos por defender políticas de manejo de la tierra y el agua en Guatemala

Oxfam Intermón TrailwalkerMaría Tránsito no tiene una edad, las tiene todas. Refugiada durante 15 años en México por el conflicto armado y la violencia en su país. 5 hijos allá. Vuelta a Guatemala en 1991. Otra hija acá. Vive en la Costa Sur, catalogada como ‘zona productiva’ en el país, por lo que oficialmente no existe pobreza. Pero no es cierto. El 80% de las familias son pobres y el 40% vive en pobreza extrema. “Solo Oxfam nos apoya y se acuerda de nosotras” dice una compañera de María Tránsito.

Los gobiernos y la oligarquía de Guatemala optaron hace tiempo por un modelo de desarrollo “extractivo”: minerales, agro exportación… También están las hidroeléctricas haciendo daño.

Los cultivos para la agro exportación lo inundan todo. Para llegar a la Lupita, la comunidad de María, hay que pasar por una inmensa plantación de plátanos y varias de palma africana (aceite), caña de azúcar, piña y hule. El gobierno ha concedido a la agro explotación (unas pocas familias ricas) tierras sin medida, sin ni siquiera plantearse las consecuencias.

La Lupita y las otras 6 comunidades de Madre Tierra son islas rodeadas de alimento para otros, mientras ellas producen alimento para sus familias y su país.

María forma parte de la Asociación Madre Tierra, que agrupa a mujeres de 7 comunidades de la zona, donde viven 1.400 familias de varias etnias. Madre Tierra forma parte de la Red Centroamericana de Mujeres Rurales, Indígenas y Campesinas.

El problema central es el agua. Los cultivos para agro exportación necesitan mucha agua y la cogen, la acaparan, cambian cursos de arroyos, secan lagunas. Son cultivos intensivos en químicos y residuos por lo que contaminan cauces y el subsuelo. La protesta de las comunidades no encuentra espacios y a veces es reprimida.

María Tránsito lo cuenta riendo, hablando sin parar. “A ellos el gobierno les da todo el dinero y todo el apoyo. A nosotras nada. Somos débiles y ellos fuertes. Nadie nos protege. Si siguen así, al final nos aplastarán como algodoncito en manos de animal”.

Oxfam no somos poderosos salvadores. Esto es una lucha injusta y desigual. Sabemos escuchar y tratamos humildemente de apoyar a las mujeres.

Oxfam Intermón TrailwalkerEl Programa de Oxfam incorpora formación en sus derechos y apoyo para juntarse y sentirse más fuertes en la red nacional de mujeres rurales. Desde la red realizan propuestas de cambio en las políticas de manejo de la tierra y el agua y de apoyo a los pequeños productores. Se mueven, viajan a la capital, se manifiestan para hacerles llegar al poder.

La formación también es sobre iniciativas económicas y cómo llevarlas a cabo. Y hay apoyos para mejorar y diversificar su producción a través de cultivos agroecológicos. Visitamos las casas y parcelas de algunas mujeres donde ya se están implantando.

Juntarse en redes les fortalece, saben y sienten que tienen derechos, hablan y buscan alternativas productivas, las hacen reales. Seguiremos a su lado. De María Tránsito y de sus compañeras de comunidad. De las mujeres de Guatemala.

Chema Vera

Director general de Oxfam Intermón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.