Cuida tus pies para los 100 kilómetros

Los pies son una de las herramientas más importantes de todo corredor y de su cuidado depende que realice una buena carrera. Si estás entrenando para el Trailwalker, los pies serán tus mejores aliados. Deberás cuidarlos con mucha atención ya que el tipo de terreno donde se realiza el OITW es irregular y se verán sometidos a una mayor tensión y mucho más rozamiento, lo cual se traduce en un mayor esfuerzo para esa parte tan perfecta del cuerpo.

El problema de descuidar nuestros pies no es sólo que estos puedan sufrir; un cambio de pisada provocado por una pequeña ampolla puede generar un efecto en cadena en nuestro cuerpo, que ajustará el apoyo del cuerpo a la nueva pisada. Las durezas, ampollas o pequeñas heridas que soportan los pies pueden echar al traste nuestra mejor carrera o entrenamiento en el peor momento.

Queremos que disfrutes del Trailwalker en plenas condiciones y vivas esta experiencia única, así te damos una serie de consejos que te servirán para preparar tus pies antes, durante y después del Oxfam Intermón Trailwalker.

cuidado de pies

Recuerda que, lo más importante, es no improvisar nada el día del Trailwalker, aprovecha tus entrenamientos para entrenar tu calzado y el método de protección que más te conviene.

Aspectos a tener en cuenta sobre el cuidado de los pies

  • Vaselina

La vaselina debe formar parte de tu material de entrenamiento. Es estupenda para prevenir la aparición de ampollas y rozaduras. Aplícate vaselina por todo el pie, en la planta, dedos y la parte superior, antes de comenzar a entrenar. También puedes utilizar cremas antifricción, que actúan de manera similar.

  • Polvos de talco

En el caso de que te suden los pies, y si la vaselina no te convence, prueba con polvos de talco. Previenen la humedad, que puede derivar en la aparición de hongos.

  • Durezas

El impacto que reciben los pies en pruebas como el OITW puede provocar la inflamación en dedos, uñas y durezas. En el caso del cuidado de las durezas recuerda que no conviene eliminarlas en exceso porque podemos privar a los pies de su almohadilla natural para amortiguar los golpes.

  • Uñas

Las uñas juegan un papel determinante, así que lo ideal es mantenerlas ni muy largas ni muy cortas. Una uña demasiado larga puede provocar hematomas en su interior que, de no ser tratados, pueden desembocar en un problema mayor. Del mismo modo, unas uñas demasiado cortas pueden provocar roces y ampollas. Lo ideal es que las cortes cada pocos días, de forma cuadrada, para que las esquinas no queden demasiado cortas y puedan aparecer uñeros (uñas encarnadas).

Tanto a la hora de los entrenamientos de larga distancia, así como el día del OITW, es recomendable utilizar para tus uñas un antifúngico. Ten en cuenta que los pies de los corredores permanecen más tiempo húmedos por el sudor .

  • Hidratación/ hidrata tus pies por la noche

Cuando preparamos un trail sometemos a nuestros pies a un sobreesfuerzo, lo que provoca cierta deshidratación. Por ello es conveniente que apliques a tus pies una crema hidratante varias veces por semana.

Un buen hábito que puedes realizar para cuidar esta parte del cuerpo es hidratar todo el pie cada noche con una crema específica para ellos antes de irte a la cama. 

cuidado de pies

Aspectos a tener en cuenta sobre el calzado

  • Zapatillas

En cuanto al calzado, es muy importante que entrenes con la zapatilla adecuada. Acude a una tienda y asesórate sobre el tipo de zapatilla en función de tu peso, tipo de pisada, kilómetros que sueles correr o superficie. Recuerda que para que tus pies no sufran el calzado ha de ser específico para el terreno en cuestión. En el caso del Trailwalker se torna importantísimo que tu calzado sea específico para este tipo de pruebas.

A la hora de ponértelas, no deben quedar muy ajustadas al pie, así evitarás que se produzcan rozaduras o heridas.

  • Calcetines

Los calcetines se vuelven los grandes olvidados dentro del cuidado de tus pies, pero lo cierto es que juegan un papel crucial. Por eso es importante utilizar unos que sean específicos para la actividad que vamos a realizar, ya que cuentan con zonas de protección y acolchado, así como la ausencia de costuras en zonas delicadas. Recuerda utilizar unos buenos calcetines para que las zapatillas también rindan al máximo.

  • Estreno de zapatillas

Un consejo que debes tener siempre presente es no estrenar zapatillas el día de la prueba. Es conveniente que las estrenes en un entrenamiento corto y así ver como responden nuestros pies.

Asimismo, es muy importante que el número de tu calzado sea el adecuado. Un consejo practico: debe sobrar en torno a 1cm entre el final del dedo más largo y el calzado. Durante tus entrenamientos y el día de la prueba ten en cuenta que los pies se dilatan.

Si entrenas con plantillas, lo mismo. Póntelas poco a poco, no hagas un entrenamiento de larga distancia, un máximo de 20Km, así dejarás que los pies se adapten al calzado poco a poco.

  • Ajustar cordones

Las zapatillas, plantillas y pies deben formar un uno ya que la mayor parte de las ampollas se generan por fricción provocada por el desplazamiento del pie dentro de la zapatilla. Por eso, cuando estés a punto de comenzar la prueba o los entrenamientos, ajusta de nuevo los cordones porque posiblemente se hayan aflojado durante el calentamiento.

  • Mantén seco tu calzado

No descuides una herida o una ampolla por pequeña que sea. El pie es una de las partes del cuerpo donde la higiene se torna muy importante. Una infección puede provocar consecuencias más dañinas de lo que parece en un principio.

cuidado de pies
Cada paso cuenta, pero para eso nuestros pies deben estar a pleno rendimiento para que nos lleven durante esos 100Km solidarios en plenas condiciones. Cada vez estamos más cerca del OITW: prepárate y disfruta desde los entrenamientos.

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.