Oxfam Trailwalker en el mundo

El Trailwalker era una marcha de entrenamiento para los soldados procedentes de Gurkha, un pueblo de Nepal, destinados en Hong Kong, primer país que celebró el Oxfam Trailwalker, en el año 1986.

“Es la prueba más famosa de senderismo que transcurre a lo largo de 100 km en Hong Kong. Aquí casi todo el mundo ha oído hablar del Oxfam Trailwalker”, señala Brenda Wong, responsable de Oxfam Trailwalker en Hong Kong, que este año tendrá lugar del 14 al 16 de noviembre y delebrará su vigésimo octavo aniversario.

A lo largo de todo este tiempo más de 73.000 personas han participado en la prueba, y se han recaudado más de 34 millones de euros. Tan sólo en 2010 se inscribieron 1.150 equipos y se contó con la colaboración de 3.000 voluntarios.

“El parte meteorológico de la televisión tiene un apartado especial sobre el tiempo que va a hacer durante el Trailwalker desde la semana antes de que empiece. ¡Es realmente todo un fenómeno de masas!”, indica Brenda.

Empieza a entrenar con tiempo

Inscribirse en el Oxfam Trailwalker exige compromiso, por lo que Wong recomienda a quienes quieran participar “que se mentalicen bien sobre lo que van a hacer. El Oxfam Trailwalker es un desafío en equipo que requiere trabajo duro por parte de los participantes”.

Es importante también formar equipo con las personas adecuadas, “y las que compartan el mismo punto de vista y objetivo común respecto al Trailwalker. Si, por ejemplo, dos personas quieren hacer el recorrido corriendo y otras dos caminando, pueden generarse tensiones que repercutan de forma negativa en el equipo”, indica la responsable china que recomienda a los participantes que comiencen a entrenarse lo antes posible.

“Es mejor ir preparándose poco a poco que acabar haciendo grandes esfuerzos en el último momento. Seguir una guía de entrenamiento puede ser de gran ayuda para organizarse y planificarse”, apunta.

Un equipo de apoyo de ¡200 personas!

La principal diferencia que presenta Oxfam Trailwalker en Hong Kong con respecto a otros países como España es que “no es obligatorio llevar equipo de apoyo, aunque sí recomendable. Normalmente cada equipo que camina lleva de dos a cuatro personas para ayudarles a lo largo del recorrido”, apunta Brenda que recuerda que un año tuvieron “un equipo de estudiantes universitarios con un equipo de apoyo ¡de 200 personas!”.

La expansión del Trailwalker

En 1997, cuando Hong Kong pasó a formar parte de China, el regimiento gurkha fue destinado a Reino Unido. Los soldados se llevaron con ellos la tradición del Trailwalker que se celebró en Sussex, en South Downs, en 2002 con Oxfam Reino Unido como socio de la organización Gurkha Werlfare Trust, que vela por el bienestar de los gurkhas y sus familias.

En Bélgica comenzó a celebrarse en 2008

Oxfam Trailwalker Hong Kong fue el inicio de una aventura que en la actualidad tiene lugar en once países diferentes con un total de dieciséis eventos. En Bélgica comenzó a desarrollarse en 2008, cuando un equipo “muy motivado” decidió asistir a la prueba inglesa para ver cómo funcionaba. “Acamparon y ayudaron como voluntarios”, indica Delphine Giersé, coordinadora de eventos en Oxfam Bélgica. “El equipo de Hong Kong vino a ayudarnos seis meses antes de celebrarse nuestro primer Trailwalker”.

En 2013 se apuntaron 286 equipos y consiguieron recaudar 568.341 euros. “Me encanta ver cómo los participantes caminan hacia mí por la noche con sus linternas”, señala Giersé, que reconoce que el momento más duro de la prueba suele ser el domingo hacia las 3 de la mañana. “Todo el mundo está cansado y tenemos que seguir adelante sin importar lo que pase”.

Para Delphine el mayor desafío es “intentarlo. Está bien terminar la prueba pero también te sientes fenomenal aunque no logres concluir los 100 kilómetros”, indica la coordinadora belga a quien le sigue impactando ver cómo las sonrisas se contagian después de 30 horas sin dormir. “¡Es muy emocionante!”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.