Recordando los mejores momentos del OITW 2014

El Oxfam Intermón Trailwalker 2014 será recordado por albergar en un mismo año dos ediciones en dos lugares diferentes: Girona y Madrid, donde por primera vez se celebró esta prueba solidaria.

En total participaron 493 equipos y se recaudaron más de 942.000 euros, destinados a más de 400 proyectos de cooperación, acción humanitaria, comercio justo y sensibilización, en 50 países.

No sólo el desafío, sino el camino hacia la meta, meses de esfuerzo y preparación, han pasado a formar parte de los recuerdos inolvidables de cuantos participaron en el reto, como cuando cada lunes el equipo de Ampollas sin fronteras tenía que pensar los chistes que enviaba a quienes colaboraban con ellos, o cuando Red Runners organizaba cenas solidarias y vendía huchas y pulseras para lograr donativos, aunque quienes han desmostrado ser unas expertas en conseguir recaudación han sido 6×100 = H2O, que reunieron 15.000 euros en dos edidiones.

Para algunos el OITW 2014 fue su primera vez, y otros continuaron sin perderse ninguna edición. El chef Paco Roncero cuidó de nuestra alimentación, enseñándonos cómo comer de la manera más equilibrada y sana posible, y mostrándonos algunas de sus recetas. Chema Martínez nos animó durante todo el camino y compartió con nosotros sus consejos para llegar a ser casi tan grandes como él. Y Alma Obregón buscó tres personas para que la acompañaran en el reto y ¡consiguió a once!

En Girona hubo 2.040 historias que contar, como la de Carme, que no pudo correr porque estaba luchando contra su propio desafío, un cáncer de mama, pero que no dudó en apoyar a su equipo Las Aloges, que caminaron con un pañuelo en la cabeza; o la pedida de mano a la llegada a Sant Feliu.

En Madrid sucedió lo mismo, con equipos que se desplazaron desde otros países para vivir la experiencia, como fue el caso de Zotte Bende, desde Bélgica; voluntarios que regalaron con sus sonrisas el mayor aliento a los participantes, y la labor de los equipos de apoyo, imprescindible para alcanzar con éxito el objetivo.

El Oxfam Intermón Trailwalker es mucho más que una prueba de 100 km: es unión, es lucha, y es ilusión. Una experiencia que te hace crecer como persona y con la que ayudas a cambiar la vida de quienes apenas tienen recursos para salir adelante. Porque sin ti, la meta es inalcanzable. Comienza a caminar por una buena causa.